(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "La Ilustración Guatemalteca"

v. i r s ir. ica >.v (,i : i ri.M. u. Tin. . / 



Juan P. Marks 



Exportador de Vinos 



JEREZ DE LA FRONTERA, ESPAÑA. 



London House: W. II. MARKS & CO, 

62 y 63 Mark Lañe, E. C. 



MARCAS I »l-: VENTA : 

JEREZ 

Jkrkz Pálido. Jkrkz Oloroso. Jkrkz Pino. Jbkbz Raya. Jerez Amoroso. 

MANZANILLAS 

Man/anii.i.a. Manzanilla Olorosa. Manzanilla Superior. 

AMONTILLADOS 

Amontillado Fnto. Amuntillaimi Superior. Amontillado Pasado. 

SELECTOS 

Palo Cortado. Dos Corta i ios. Tkks Cortad India (Navegado). 

DULCES 

itxl Foto. Moscatel Superior. Pedro Ximknkz. Pedro Xihenbz Superior. 

COGNAC 

Una* Dos * * Tres • • • 

ESPECIALIDADES 

Raya gorda Im anta (Amontillado). Et AtGUAcn. (Oloroso fino) 

lü.ixik Exquisito (Amontillad Vino para Bnpbrhos. 

Vinc. para ComAORAR. Victoria Rii.ina (Solera vieja). 

Pedro Xim \,, n p,, s ri, TRA . 



I. a- pedidos >'• hnrún i la casa de Jerez. 

Bstoé 1 /no- m hallan de venta en todo almacén de importancia. 



Ángel J. Espert, 



•í£ 



Sí',- 






Oí. 



£^ 



1 

3P 



|a Ilustración (jMnaueca 



S5 



¡fe 




ai 






VOL. I. 



GUATEMALA, I DR DICIEMBRE DE 1896. 



No. 9. 



REVISTA QUINCENAL 

SÍGUER.H, Gi'iROi.A & Cía., Editores Propietarios 

Oficinas y Tali.f.kfs : 4a. Avenida Sur No. i. 



Suscripción : Mensual $1.00 

Seis meses en la República, pago adelantado 5.00 

" " " en el Exterior " " 6.00 

Número suelto 50 centavos. 
T.a Suscripción puede comenzar en cualquier época. 



CORRESPONDENCIA : Para todo lo relativo A la Redacción y Ad- 
ministración económica, dirigirse á los Editores, 
SlGUBRE, GUIROLA & CÍA. 

Apartado de Correo No. is. Guatemala, C. A. 

€1 Sabio. 

ÉN la escala de los seres, el hombre es el 
* primero. En la escala de los hombres, el 
' sabio es el más grande. 

El sabio es el que más se aproxima á la Di- 
vinidad : el que da honor á la espacie y luces 
á la tierra. 

El nacimiento de otros hombres es suceso 
ordinario que no influye en las sociedades. El 
nacimiento da un sabio es época en la historia 
del género humano. 

Cantad himnos de gozo, hombres de todos 
los países. Ya nació el que ha de manifestar 
vuestros derechos y dignidad : el que ha de dar 
conocimientos á los que son desvalidos porque 
no los tienen : el que ha de escribir para que 
los hombres no sean tiranos de los hombres : 
el que ha de iluminar la obscuridad del África, 
ilustrar la ludia y derramar luces sobre nuestra 
patria. 

Tendiendo la vista por toda la tierra, ve el 
sabio que después de siglos hay todavía salva- 
jes en ella: ve que hay samoyedos y lapones, 



cafres y hotentotes en el otro Continente, ome- 
guas y chaymas, automacuos y guaraunos en 
éste, lacandones y caribes en Guatemala. 

El amante de las artes no tiene sentimiento 
tan profundo viendo manchas en el cuadro más 
acabado de un genio, como el sabio viendo 
aquellas hordas en la superficie hermosa del 
globo. 

En el santuario de la sabiduría hace el jura- 
mento grande : Oidlo, hombres de todas clases. 
Jura sacrificar á la ilustración general todos los 
momentos de su existencia : reunir todo lo que 
se ha pensado desde que hay ciencias en el 
mundo : añadir á la suma de pensamientos 
creados en los siglos pretéritos los que él mis- 
mo ha de crear en el de su vida : difundirlos 
por los cuatro cuartos del globo : aumentar las 
luces en unos puntos, disipar las tinieblas en 
otros. 

Es inmenso su trabajo, diarias sus vigilias, 
sin interrupción sus tareas. Vedlo cogitabundo 
y abstracto, investigando y observando, resol- 
viendo en la profundidad de la mente alguna 
teoría útil, ó algún pensamiento provechoso. 

Pide observaciones á todos los individuos y 
clases : las hace él mismo en uno y otro Conti- 
nente : da vuelta á todo el globo para hacerlas : 
vela para sorprender á la naturaleza en los mo- 
mentos en que se deja ver : la fuerza en otros 
á descubrir sus secretos : examina todos sus 
seres : recoge todos sus fenómenos. 

Humbolt, el hijo amado de la fortuna, pose- 
sor de los dones que ésta regala á sus favoritos, 
rico y titulado, querido de unos, respetado de 
otros, sacrificó á las ciencias estos goces pací- 
ficos. vSalió del antiguo al Nuevo Mundo, y 






LA ILUSTRACIÓN GUATA i/.// 



recorrió las doa ünéríi as danniendo en 
cubiertas de cocodrilos, internándose en boa 
qnes poblados de tigres, pisando las nfa • 
los And -. subiendo el Chimborazo y trepando 
al pico de Orisaba, levantando planos y deter- 
minando posiciones • ste inmenso 
Continent) . -mentir i los que hacían 
cuadros borrora rta bella mitad 
para vindicarnos de las injurias d 
n 'i 1 ' 1 -' los americanos somi 
denados i la ignorancia por el influjo del clima. 

Lleno de hechos, rico en observación 
sabio se retira i la soledad, porque en la -■ 

mde el hombre tiene toda la enei 
libertad de su ser : en la soledad es donde el 
alma sin pesos que la comprima]] se dilata en 

su expansibilidad : en la soledad es donde 
se produce lo grande, lo perfecto y 1" sublime. 

Allí medita el sabio : allí dt suce- 

sivamente todos los siglos : ve en el que pre- 
cede el germen del que sigue, examina lo pre- 
sente y se lanza á lo futuro ¡ alli observa la 
marcha de la- ilcula su movi- 

miento y pronostica su término : allí abrázala 
naturaleza entera, y humilde primero en la acu- 
mulación de detalles, es sublime después en la 
teoría general del universo. 

No hay clase que no tenga título de gloria 

en alguno de sus individuo-. I. a que más se 

Da, la que más se despreí ia, tiene hijos 

que admiran \*>r su virtud ó cooperan á la ri- 

queza con su industria. Pero la de los sabios 

jie prese-uta lo ma- grande, la que hace 
bien más universal y durai 

Enorgullécete, hombre, al considerarlo. El 
dividuo de tu es] ibio ha 

determinado la ligura de la tierra \ medido la 
extensión de su tupi míme- 

la multitud inmensa de seres que la pue- 
blan ■ .¡i-tin- 
que ruedan en el ■ bio lia 
la natura • 

tbio lia ha- 

- pile 

sabio descubre nuevo- alunen- 
truyen lo- antij 
jo hace lio- ternece al pode 

bio dirige 



opinión pd I tribunal que juzga á los 

funcional 

humano no es una sociedad de 
bordas salvajes ; -i el Asia 1 1 6 las 1 
otiles y las artes provechosas, y la Europa per- 

ina una- y adelanta otra-, el Sabio e- el 
autor de e-ta- maravillas. 

I. a 1 ivilizai ion, lo sublime, lo bello y lo útil, 
ha -ido formado ó perfeccionado por el sabio. 

Quitad á lo- sabios y Ja tierra entera será un 
mundo de horror y un caos el- muerte: Casi- 
quiario donde el sah rá dos libras de- 

tierra : África donde el hombre venderá al 
hombre. 

Un ser tan grande es natural que conozca su 
magnitud, que sienta SUS fuerzas, que calcule 

-u- alcances No es la vanidad la que le enso- 
berbece : es la conciencia de SU poder la que le 
hace hablar. 

Pfndaro, inspirado ]H>r el genio que lo eleva 
sobre sus enemigos, mis palabras, cantaba, es- 
tén .' mis pensamientos : la envidia 
tolo me merece un desprecie que la humilla : los 
gritos del ave tímida y celosa, jamás suspende- 
rán el vuelo del águila que se />asen por tos 
ai 1 1 s. 

Buflon, lleno de pensamientos sobre toda la 

Creación inmensa como el universo, mis pasos, 
■ •n los de la naturaleza : el orden de mis 
ideas es el de la sucesión de los tiempos. 

El idioma del sabio e- augusto : sus palabras 

parecen de un l>io-. Dadme un punto, ama 
Arquimecles, y moveré el globo. Dadme mate- 
ria j movimiento, decia Descartes, y formaré 

un mundo. Toma los alimentos que recetaré, 
1 '.ahilo. y ti liaré más moderado, más em- 
prendedor ó más tímido. 

Confesémoslo con noble orgullo. De la boca 
¡ ,in.is salieron palabras tan ex 
poder del hombre, como de los la- 
bios del sabio. 

conquistador de Europa pedia cañones 
para destruir el mundo ; el sabio pide materia 

para hacer otros mundos. Responded, holli- 
náis á los sabios. ¿ Quién será 

El conquistador ó el sabio ? 

¿Dionisio, tirano de Siracusa, ó Arquíinedes, 

de su patria ? 

Philipo maquinando la esclavitud de la Gre- 

Uejandro devastando la Persia : César 



s. 

2 



5? Z 






IO 




/ A 11. 1 r S TRA CION G l J A TEMAL TECA 



131 



hollando los derechos de Roma, se han adqui- 
rido el título de héroes. 

Sócrates enseñando virtudes á la Grecia : 
Zoroastro dando moral á la Persia : Cicerón 
ilustrando á Roma, han merecido el nombre de 
sabios. En las nomenclaturas de la vanidad 
no hay título de igual precio. El sólo, sin ban- 
das ni medallas, sin oro ni diamantes, mani- 
fiesta la grandeza de quien lo merece : él sólo 
es el timbre de su mayor gloria. 

Lejos del turbión de los hombres, distante 
de la sociedad en la misma sociedad, sin ambi- 
ción de empleos ni deseo de riquezas, ocupado 
en las ciencias, fijo solamente en ellas el sabio 
es un ser de paz que ignora las artes de la in- 
triga, detesta el mal y quiere el bien. 

Suele errar en las teorías que más admiran : 
suele equivocarse en los pensamientos que más 
asombran. Esta es su pena más escocedura : 
estos son sus tormentos más vivos. 

Trabaja día y noche para 110 errar : se sacri- 
fica á la meditación, al cálculo y á la observa- 
ción : consume en las ciencias la vida entera de 
su ser : desea otras vidas para dedicarlas á las 
ciencias. ¿ Será culpable por haber errado el 
que trabaja más para no errar ? 

La verdad es el objeto grande de sus inqui- 
siciones. Sólo verdades quisiera presentar. 
Las busca en la naturaleza entera, en las re- 
giones altas y en los abismos hondos. No en- 
cuentra todas las que busca á pesar de trabajos, 
sacrificios y panas. Se equivoca, yerra, se hace 
ilusiones. ¿ Será culpa suya enseñar verdades 
y errores ? 

¿ Lo hay en el astro de la luz dando noches 
y días ? 

Hace más el sabio. Es señor de sí mismo : 
sabe domar la pasión que domina con más im- 
perio. No olvidéis, siglos, la memoria de sus 
triunfos. El sabio confusa sus errores al mo- 
mento que los conoce. 

Saussure hizo catorce viajes á los Alpes, 
trepó el Etna ; subió al Cramont, formó nue- 
vos instrumentos para observar, meditó siste- 
mas ; y después de tantos trabajos cuando na- 
ció el vacío de ellos. El mejor sistema, dijo, 
es no tenerlo. 

Si presentando verdades, descubiertas con 
penas, brilla la sabiduría del filósofo ; confe- 
sando errores advertidos con trabajos, triunfa 



la virtud del sabio. Fenelón es grande ha- 
ciendo amable la religión : Fenelón es grande 
dando dulzura á la virtud : Fenelón es grande 
enseñando á los reyes, pero Fenelón es supe- 
rior á sí mismo condenando en Cambray sus 
pensamientos. 

Todo es respetable en el sabio. Son inmen- 
sas sus tareas, sublimes sus obras, heroicos sus 
triunfos. 

Si entre los humanos hay seres que merez- 
can himnos ¿ no es al sabio á quien deben can- 
tarse ? ¿ no es á los pies de su estatua donde 
debe oírse la voz del afecto, el acento de la gra- 
titud ? 

Jóvenes, ved aquí la carrera grande de la 
gloria. Los cuerpos políticos necesitan almas ; 
y las almas de estos cuerpos deben ser los sa- 
bios. El patriotismo ilustrado avanza la causa 
de la patria : el patriotismo que no lo es, la 
atraza y entorpece. Cultivad las ciencias : tra- 
bajad para ser sabios. Pero no esperéis serlo 
sin alejaros de lo que distrae ó embaraza el pen- 
samiento. La sobriedad en todo es el primer 
elemento de la sabiduría. Un obeso no puede 
pensar : un sibarita es incapaz de meditaciones 
profundas. No hay vicio que no arrebate el 
tiempo á sus víctimas : no hay pasión que no 
turbe el reposo. En el seno de la templanza, 
en la tranquilidad de la virtud es donde se 
forma el pensador profundo, el sabio grande y 
sublime. Si buscáis placeres, las ciencias son 
la fuente más inagotable. César viendo á Cleo- 
patra, Creso acumulando riquezas, no probaron 
jamás el placer que se goza leyendo el libro de 
un sabio, observando la naturaleza ó pensando 
en las sociedades. Si en la misma meditación 
se ve de repente iluminado lo que antes era 
tenebroso : si contemplando un objeto se des- 
cubren teorías nuevas, ó pensamientos origi- 
nales, entonces oh jóvenes ! no es posible 

explicar estos momentos de delicias. Afectan 
todo el ser. Newton queda arrabado; y Ar- 
químedes sale por las calles publicando su des- 
cubrimiento. Las ciencias os llaman jóvenes 
dignos de ellas ; sed sobrios, sed justos ; ob- 
servad primero, reunid hechos, meditad des- 
pués, escribid al fin, y presentad á la patria 
las luces á que tiene derecho. 

José Cecilio nía. Yau.h. 






/../ // USTKACION UUATEMAi 



Salón ZTlunicipal fce "Ca £,ilrci\i" 
en CQuezaltenango. 

- 

li con d irando 

n la marcha disimular la estreclu 
del vehículo, con la observación de los 
mil bellos paisají sde adentro sí divisan 

:il través de un horizonte casi diáfano ; i 
tr;ini"- en una niebla tenue, 

ne, que cobija el valle bondo y 
medio oscuro en que se asienta Xelajú. Ya no 
arce el ánimo ;i la vista de los impon n 
nango y Atitlán, en donde 
por una veleidad ó capricho quimérico d 
triotistno, el hijo de la América Central Be 
imagina ver nndear el pabellón estrellado il- 
la antigua Patria, como para que á la magnifi- 
i Naturaleza no falte tampoco el sím- 
bolo de nuestra grandeza nacional :. alizada ]>or 
la plenitud de nuestro destino histórico. 
Ya no nos aqueja y nos muele con sus violen- 
adidas la homicida diligencia, que rodaba 
por un camino tortuoso en donde la habilidad 

«leí auriga desvanecía en nuestro ánimo 

mor de morir despeñados. Marchamos sobre 

terreno plano y por una vía ancha y cómoda. 

La temperatura ha descendídi rien- 

tivas del nango, 

ha reemplazado un creo de elevadas monta- 

tañas cuyo solemne mutismo nos sumei 

quietud embriagadora, incompatible con la 

lación y la tristi 

'as linde de Qu( 
nango, y la ruc ha conver 

tidod súbito en una calle amplísima, qui 
rriendo longitudinalmente una plani 
tinuo verdor, partid] la animal ion il- 

la ciudad y constituye un pas so. 

Tal ■ i " situada 

á la extremidad meridion taltenango. 

i insalubn 

en ln mi'- iiida. niei 

ramiento pi ha venid» ndo la 

MunicipVlidad. Cu 

esfuerzos que para ello lian 

quien hiciese ( omp 



i \-.i dicho, es paseo 
tilo de ios qui formar uno 

¡altenango. 
Su amplitud permite con desahogo y sin inco- 
modidad para ninguno, los ejercicios ecuestres, 

y allí lí'ido por el 

ino convencional de la etiqueta á que 

obligan lo- i analmente urbanos. El 

rústico desembarazo y la circunspección más 

artificiosa s,„i allí indistintos, porque el sitio, 
mitad campiña, mitad boulevard, no está sujeto 
á la severidad reglamentaria y restrictiva. 

En los días de la feria anual que en Ouezal- 

tciiau. >:.i con motivo de nuestra Inde- 

pendencia, es la " Calzada de la Ciénaga" el 

de la animación popular. Xum- 
concun agitan entonces en torno del 

Salón Municipal que nuestro grabado repre- 
senta, y durante las horas del día se traslada 
allí la población, sin que, por falta de comodi- 
dades, u nga nadie ni de volví i 
¡«■i motivo dsl servicio domestico. El campo 
de la feria se convierte ni una ciudad impro- 
visada, .en donde el mercader, la niñez impla- 

el vanidoso petimetre 6 il aficionado á 
las .aturas de caballos carezca de nada para 

sus r, Oportunidad Ó para el frivolo 

Tocios tienen allí elementos sobrados para 

ganancia ó divertirse, excepto la ; 

que, por la excesiva moralidad vecinal, no 

No Omitiremos hablar algo, en estas anota- 
ción s incoherenl s, una costumbre 
lit h< mos ( ncontrado. 

lltenangO, cu tales días, 

radií ional, remedo d ■ las anl 

que allí se llama la 

" Carn ra de las Ciut 

Con la anticipai ion i y con el ardi- 

miento femenil que debe supo 
alguna itas vistosísimas d subido 

iva labor artística jamás mcomieu- 
dan a p ¡nona «lit. i me. 

I mohadas , >as cintas se 
un la/o , . ],, altura conve- 

de un Juta. lo de Si ñoras 
(llardos, han d prcu- 

011 la punta de ' •■.na estaca) 






2 H 



? iC 




LA ILUSTRACIÓN GUATEMALTECA 



i33 



en rápida carrera, la cinta predilecta. Cuando 
esto logra, el vencedor comparece inmediata- 
mente ante el Jurado, para que en premio de 
su dificilísima victoria, la cinta le sea adjudi- 
cada. Sigúese de ahí, que la cinta puede ser 
motivo de quebrantos juveniles y da requiebros 
cuyo desenlace es una boda. 

lisa costumbre, que tiene toda la poesía me- 
dioeval, está ya casi abolida, pues en definitiva, 
en vez de triunfar el donaire 5' la civilidad, 
quienes han salido, por lo regular, vencedores, 
han sido los más hábiles empíricos de equita- 
ción ó los más esforzados en la crianza de so- 
lípedos. 

Jarbtn " ía 3m>entuí)." 

Ks de todo punto incuestionable que, des- 
pués de la capital de la República, no podrá 
encontrar el viajero observador en el país, otra 
ciudad que más llame su atención como Que- 
zaítenango, denominada comunmente y con 
toda propiedad, aunque á impulsos del orgullo 
regional y por el espíritu de amortiguado sepa- 
ratismo, la Metrópoli de Los Altos. Y sin 
duda que, la entonación enfática con que pro- 
fieren aquellos habitantes tal denominación, 
tiene, en realidad, sobrado fundamento. 

Quezaltenango, por la sola virtud del trabajo 
honrado y perseverante, ha llegado á ser, des- 
pués de Guatemala, la ciudad más opulenta de 
la América Central ; y á influjo de sus cuan- 
tiosos recursos parmaneutes, ha mostrado siem- 
pre actividad emprendedora y tendencias cons- 
tantes hacia la cultura y mejoramiento de la 
localidad. 

En cualquier sentido que se observe el mo- 
vimiento productor y gubernamental de dicha 
ciudad, el viajero ilustrado encontrará mu- 
cho que aplaudir, pues á pesar de ser la pobla- 
ción, en sus tres quintas partes poco más ó 
menos, esencialmente aborígene, existe allí un 
núcleo selecto de individuos, numerosos eu- 
ropeos inclusive, que por sus riquezas, educa- 
ción y costumbres, representan la cultura y 
poderío de la localidad. 

Si aparte de toda otra consideración, nos con- 
cretamos á estudiar los resultados de la gestión 
municipal, hallaremos, por lo regular, grandes 
motivos de congratulación. Con todo, así por 



la ingratitud del suelo sobre que se asienta 
Quezaltenango, como por el rigor del clima y 
por pernicioso influjo de causas insuperables 
que no dependen de la voluntad del vecindario, 
no puede Quezaltenango, á pesar de su cultura 
artística, contar con otro sitio de recreo en que 
se note la acción gubernativa, sino el bonito 
parque denominado Jardín " La Juventud." 

Hállase situado en la parte central de la ciu- 
dad, y á sus costados, mediando calles á toda 
hora concurridas, se destacan la histórica Pa- 
rroquia del Espíritu Santo y el magnífico edi- 
ficio de piedra destinado á ser la residencia de 
las autoridades civiles y departamentales de 
Quezaltenango. En ese recinto se congrega, 
por costumbre inquebrantable, multitud de per- 
sonas que van allí á escuchar los conciertos 
que da la Banda Militar, por las noches, los 
jueves y domingos ; y es así mismo punto de 
reunión en los días de fiesta nacional ó de ale- 
grías vecinales. 

La índole de los habitantes, su carácter hos- 
pitalario, que á primera vista se advierte y que 
semeja algo así como antigua y cariñosa fami- 
liaridad para con el recién venido, hacen del 
Jardín ' ' La Juventud ' ' un sitio que debe visi- 
tarse preferentemente. Allí, sin duda alguna, 
la impresión más agradable es la producida por 
las bellas quezaltscas, que, sin darse cuenta, 
muestran á los ojos ávidos y escudriñadores la 
gracia femenil en todos sus encantos, sin que, 
por viciada educación, recurran á insoporta- 
bles artificios y á provocaciones escénicas, hijos 
de una falsa cultura y de una mentida civilidad. 

Justicia, no galantería, nos mueve á decir 
que aquellos rostros femeniles, hacen soñar, aun 
al escéptico, con las verdaderas é inefables di- 
chas del hogar. 

Miguel A. Navarro. 

En Hamburgo se acaba de construir un res- 
taurant cuyas paredes se componen de papel 
comprimido, recubierto de una composición 
que lo hace impenetrable al agua é incombus- 
tible. 

Los costados y techo están unidos con pasa- 
dores y visagras, de modo que toda la estruc- 
tura puede desmontarse con rapidez y trasla- 
darse al punto donde se desee. 



•34 



LA ILUSTRACIÓN GUATEMALTECA 



s ia 2lnttQua Guatemala. 



EA satisfacción que experimentamos con- 
templando un espléndido paisaje, el de- 
seo de inquirir todos sus detalles y las 
impresiones que en nuestro ánimo produ 
vista, alcanzan mayor intensidad cuando por 
primera vea se presenta ante nuestri 
circunstancia semejante suponemos que seria 
fácil para nosotros tratar de hacer partícip.- al 
lector de los movimientos y reflexiones que pu- 
diéramos recojer ; pero tratando de ocuparnos, 
como al presente nos acontece, de escribir alun- 
itas lineas sobre una localidad que conocemos, 
palmo á palmo, desde la niñez, encontramos 
ardua la tarea. Y hay razón para que sea asi, 
que por ser oriundos de la Anticua se ¡nidria 
atribuir á nuestro relato alguna exageración 
nacida de nuestro cariño por aquel suelo, ó tam- 
bién, y esto es más seguro que sui - 
trar notable deficiencia en nuestros juicios; pues 
familiarizados los sentidos con [as excelencias 
y naturales galas de aquella hermosa tiei 
esto causa de que no apreciemos en todo su va- 
lor el encanto y lielleza con que se ofrece á las 
miradas de los extraños. 

Por lo expuesto, solamente me limitare 
señar á grandes plumadas los perfiles princi- 
pales que hacen de la Antigua un lugar de 
atracción para el viajero y todas las personas 
que buscan un punto de recreo. 

Conocidos son los motivos que decidieron á 
paulóles á verificar la traslación d 
pital del reino al valle de Panchoy. 1 

^inundación acaecida el 11 de Septiembre 
de 1541 afligió a los pobladores de la ciudad 
que se hallaba establecida en Almolonga. hoy 
Ciudad Yieja, en la falda del volcán de 
viéndose destruidos en aquel D gran 

número de edificios y pereciendo muchas p 1 
eolias, entre ellas Doña Beatriz de la ( 
viuda del conquistador Don Pedro de Alva- 
rado, Gobernadora ]>or entoii 
vincias. Decidida la traslación á 1 
eligióse, para verificarlo, un punto situado .il 
ua d • dist ni i.i del que 
antes ocupara, trazando la nueva pob 
Don francisca '\- la Cueva, herman 
Beatriz, no declaránd 



la ciudad, 'i.ist.i el 16 de Marzo de 154 
bernando Don Francisco Maldonado. 

Prosperó rápidam< nte la capital, adquiriendo 
gran importancia v llegando á ocupar, según 
algunos opinan, el segundo puesto entre todas 

las ciudades qui lundaroii en el 

Nuevo Mundo. 

uta la An 
ha escrito el [ngeni ro I'"" Claudio 
Crrutia, loque sigile: "Al norte 1 
volcán (habla del llamado <1 ■ Agua) y casi 
encerrado entre él. la cordillera y las cum- 
bres de Santa I.ncia, se encuentra el valle más 

pintoresco y más perfecto que pueda imagi- 

el lugar que parece haber sido hecho 

apropósito para que se asentara en él una 

gran ciudad habitada sólo por millonarios sin 

más objeto que el de pasar una vida 

lada entre los más preciosos dones de la Na- 
turaleza, gozando del mejor clima del mundo: 

la Antigua, esa ciudad «le ruinas habitada casi 

sólo por pobres, que debería ser la mel 

del dinero y de los palacios." 

Encontramos exacto el juicio del Señor t"mi- 

tia y creemos que coa él estarán de acuerdo to- 
llos los que teniendo una chispa de sentimiento 

artístico hayan pasado algunos días en la ve- 
tusta ciudad. Allá el que solicite descanso y 

ansie el csparcitni -uto para su- sentidos, encon- 
trará un cielo límpida y - Vi 
poles, cerro-, y colinas cubiertas de verdor, 
ristalina transparencia, gratas al pa- 
ladar como 1 1- d ■ la peña d; Horeb y algunas 
con raras virtud s ui dicinales : sabrosísimas 
frutas y apetitosas hortalizas ; vistas hermosas, 

variadas en sus tonos, desde el tinte sombrío 

¡ !a magnificencia de las indes- 
criptib is del sol, que en las tardes d 1 

Dtl d "i admirar. 

De lo dicho, y d mu lio más gozará el turista 

en la Antie.11 1 ; qu ! -i sus afición - 1 impulsan 

in allí próximas 
las enhñ -tas mol b d lo- vol< ¡rúa, de 

1 y de Fu go, cuyo atrevi- 

el ci ■!" \ 
,1 hombn mpresa 

iendo los obstá- 
iponeu. El alma 
ampo vastí- 
simo dond mes, en el silen- 



o 

M 
5! 



» 2 




/.. / //. I S'/'A'. ICH W Gl \ I TEMAL TECA 



■35 



CÍO y solidad de las ruinas numerosas de tem- 
plos >■ monasterios, filosofando á su antojo so- 
bre la inestabilidad de las cosas humanas y la 
volubilidad di la fortuna; allí abstraído ante 
las obras de las pasadas generaciones se imagi- 
nará ver desfilar á la devota sociedad de antaño. 
Los que buscando las huellas del arte arquitec- 
tónico se dirijan á los edificios de otro tiempo, 
cu ellos nudirán las disposiciones de los artis- 
tas y aficionados que erigieron aquellas cons- 
trucciones ; por último, los agricultores se re- 
crearán visitando los ricos plantíos de café, 
caña de azúcar y otros cultivos que se extien- 
den por toda la planicie, y aun sobre las faldas 
de los cerros, poseyendo algunas de las fincas 
maquinaria excelente, de lo más moderno, des- 
tinada al beneficio ó elaboración de los produc- 
tos agrícolas. Son dignos de visitarse los mo- 
linos de " El Portal " y " Pastores " : el segundo 
se sirve las máquinas más perfectas que para el 
objeto se han inventado hasta el presente, y la 
harina que en él se elabora es tan buena como la 
mejor que se importa del extranjero. Los ta- 
lleres de carpintería de Belén y los de herrería 
establecidos en la antigua iglesia de los jesuítas, 
tienen todos los elementos de producción y re- 
portan mucha utilidad. 

Entre los edificios son dignos de notarse : El 
palacio de los capitanes generales, refeccionado 
en parte por el correjidor J. Ignacio Irigoyen 
y concluida la restauración de su fachada por 
el General M. L. Barillas ; en él se encuentran 
la oficina de la Jefatura Política, la primera 
Sección de Policía, el Juzgado de Primera 
Instancia, Juzgado Primero de Paz, la pri- 
sión de mujeres y Administración de Rentas 
del departamento. El edificio municipal, obra 
de hermosa y sólida construcción, donde están 
las oficinas de la Municipalidad, la Coman- 
dancia y Fiscalía de Plaza y la prisión de 
hombres. 

El edificio de la antigua Universidad, donde 
existe una escuela de varones. El antiguo 
salón de actos sirve de teatro. 

La Escuela Normal, ocupa una amplia y 
hermosa con strucción á la que se ha procurado 
dar las mejores condiciones para el objeto, y 
que antes Fué convento de jesuítas. 

Los templos d: la Merced y Escuela de 
Cristo son los mejores de la población. 



El hospital ocupa una manzana completa y 
está bastante bien atendido. 

La vista general de la ciudad, que hoy pre- 
senta á sus abonados La Ilustración Guate- 
malteca, está tomada desde el cerro del Man- 
chen, pequeña estribación desprendida de las 
cumbres que por el oriente limitan el valle y 
que se encuentran al norte de la ciudad, á po- 
cas cuadras de distancia de la plaza principal ; 
en el fondo se percibe el soberbio cono que 
forma el volcán de Agua y se distinguen per- 
fectamente algunos de los más notables edifi- 
cios, como el antiguo palacio de la Capitanía 
General, el templo de la Merced, que es el que 
se nota más cercano en la ilustración, y otros 
edificios de relativa importancia. Desde el 
mismo cerro donde fué tomada la vista panorá- 
mica á que nos referimos, subiendo á la meseta 
se descubren los pueblos de San Felipe y Joco- 
teuango, el primero situado en una anchurosa 
rinconada del valle y el segundo formando 
como una prolongación de la Antigua. Aquí 
mismo puede verse el pueblo de Ciudad Vieja, 
en dirección de sur-oeste al pie del volcán de 
Agua, y las pequeñas poblaciones de San Mi- 
guelito, San Pedro de las Huertas, San Juan 
del Obispo y otras de menos importancia, re- 
creándose á la vez la mirada con la diversidad 
de colorido del verde de los cultivos en las 
plantaciones que rodean la población. 

Recomendamos á los viajeros la subida á 
cualquiera de las colinas de las inmediaciones, 
asegurándoles que no tendrán por qué arrepen- 
tirse : á sus plantas, extendida la vieja ciudad, 
envuelta en su tristeza ; después, los alegres y 
feraces campos ; más allá las colinas, los cerros 
y los altivos volcanes, y luego el espacio azul. 
El pensamiento recoje una serie rapidísima de 
ideas tristes y risueñas, y acaba el observador, 
fijos los ojos en un punto del horizonte, sin- 
tiendo escapársele el alma por la mirada y ca- 
yendo en una enervación de las facultades, que 
hace continuemos viendo sin percibir, especie 
de éxtasis místico, en que olvidados de nuestra 
condición, nos dejamos arrebatar vagando por 
mundos imaginarios, hasta que una voz amiga 
ó la sombra de la noche que avanza nos trae 
bruscamente á la realidad. 

El segundo grabado está tomado en el inte- 
rior del templo de la Concepción. Anexo á 






LA ILUSTR. U 7( W >,l 'ATI-. M. M. Tlit . I 



este templo existió el i d • las prii 

religiosas que vinieron .1] país pro 

Méjico. I'l cronista Puentes y Guzmán dice, 

adose a los conventos de mujeres, que 
éstos eran di es y los califica de ost ntativoa y 
suntuosos. Poi su gran m y \*n los 

¡os que iio éste, á que nos referimos que- 
dan, es de suponerse que no sería el mew 
de todos ; cinto más ura el mis- 

mo cronista, era " convento numeroso ó ilustre. 
pero venerable y cuidados 

Cabildo de esta ilustre y noble ciudad «1 ! 
Goatbemala, por ser fundación suya y 

patronato y el más antiguo que de esto-, mona-- 

de vírgenes religiosas hay en esta ciu- 
dad y sus provincias, etc." ; Qué ti 
aquellos c-n que I lies tenían á 

su cargo la misión de velar ]>ir las religiosas ! 
Va quisieran nuestros jóvenes ediles de ogaño, 
se les encomendase algo parecido ! 
La Antigua es la cabecera de uno de los más 
■ i ¡parlamentos de la República, el de Sa- 
catepéquez, que tiene una población 
habitantes distribuidos en veintiséis circuns- 
cripciones municipales, y es el centro á donde 
afluyen á proveerse de artículos de primera 

necesidad, no sólo los | parta- 

mento, que allí en los días de gran 

mercado, jueves y sábados, habitantes de Chi- 
raaltenango y otras pobl 
mentó de e-e nombre. 

le hace algunos aflos, considerando la 
importancia que daría á esta zona una línea 
férrea que la uniese COD la capital, se ha ve- 
nido tratando de construirla : | ir del 
entusiasmo que la idea ha 

todavía por algo práctico. 1.1 

rminación 
línea férrea del >• traerá 

á Guatemala; concluida que imalea 

secund id im- 

l 
no dudarlo, una de 

ílidad d 
hoy triste y tranquila ciudad, 

á una vida 
las ani 
trata mi 



minución del movimiento comercial y de las 

energl n una región geográ- 

onstituyerj restableciendo la circu- 

por mil- ¡ mémi- 

COS d '1 adelanto mod TOO, qu ! Se llaman ferro- 
carriles; y aquí ]>u de notarse la coincidencia 
en diversa forma, el 
elemento llamado á i I las condi 

para la salud ya individual ya co- 
lectiva en ciertas deficiencias Funcionales. 

Ramón Acuña. 

(Trabajos artísticos. 

Nuestros lectores tendrán ocasión de notar, 
una vez más, en el presente número, las dotes 
artísticas de Mr. A. F. Rouse, con motivo de 
la bella composición en la que se representa c-1 
retrato del Dr. Guzmán. 

Todos cuantos han visitado la colección de 

trabajos que tiene puesta al público en uno de 

la gran fotografía " El Siglo 

XX." del Señor Valdeavellano.no han podido 

menos d elogiar el mérito de sus producciones. 

Con gran mai Uta los retratos que 

encomienda, ora al óleo, ora al lápiz y 

también acuarela: dentro de las cualidades 
propia > señalar la nota fiso- 

nómica, procurando que el conjunto á la par 

de ser fiel, para que reúna las condiciones de- 
veracidad, sea harmonioso para que súmalas 
de la estética. 

Y podemos asegurar que son muchas las 

onstantemente le encargan tra- 
quedando todas ellas satisfechas por la 
manera cómo sabe interpretarlos. 

Aquellas personas que deseen utilizar las 
geniales aptitudes del joven pintor americano, 
ya para dejar ri res querid 

d 1 tiemp o, ya para sefla- 

' i me 
i ida, acudan á él, que sus de- 
ilmados. 
Amantes de la justicia, procuramos b 

io de todo cuanto vale, j a si a na- 
cional éi extranj i la modestia m 
tendida, <x ultar ó disminuir los mérito de Mr. 

artista de 

La I i Gi \'ll MAl/l 



/../ ILUSTRACIÓN GUATEMALTECA 



>." 



Dr. <5ustat)o £. (Buynán. 

<i ( IRRIA el año de 184N, cuando el pueblo 
(j-|| de San Miguel aumentó su censo con el 
nacimiento de un niño, bautizado con el 
nombre de Gustavo, hijo legítimo del bravo 
General Don Joaquín Guzmán y de la virtuosa 
Señora Doña Ana María de Martozel. 

El conocimiento de los ascendientes de un 
hombre, no es dato descuidable para formarse 
idea acerca del modo de proceder este, más 
tarde, en la resolución de los problemas que se 
le presenten. 

Soy el primero en sostener el libre albedrío, 
pero eso no es inconveniente para que crea 
algo en el atavismo y en la influencia del medio 
ambiente como modificadores de futuras direc- 
ciones. 

A los veinticinco años presentó ante el pro- 
tomedicato de la Escuela de Medicina su dis- 
curso doctoral sobre el importante tema : La 
Tisis. 

Resumen acabado es su trabajo de todo lo 
mejor que se sabía en aquella época, sobre tan 
interesante materia, y digno de observación las 
reflexiones que sobre ciertos particulares hace 
el actuante. 

En la Asamblea demostró el Dr. Guzmán su 
talento como orador. 

Amante de estudiar las cuestiones á fondo 
antes de hablar de ellas, á diferencia de tantos 
ánditos á la violeta, llevaba necesariamente su 
discurso las ventajas de la lógica razonadora 
110 desprovista por otro lado de las galas del 

buen decir. 

,* , 

Si no hubiera otro motivo de elogio para el 
Dr. Guzmán, que el haber sido nombrado De- 
legado de Guatemala, en las dos exposiciones 
habidas últimamente en París y Chicago, bas- 
taría eso sólo para darle un gran mérito. 

Cuando se manda un hombre al exterior en 
representación de toda una Nación, es que se 
cree con suficientes condiciones para que le 
honre, y cuando por segunda vez se le envía, 
entonces, ya pasa de ser una esperanza más ó 
menos fundada, para convertirse en una glo- 
riosa realidad. 



Los que han leído los brillantes informes es- 
critos con motivo de esos certámenes, compren- 
derán el valor sintético de ellos y las ventajas 
que han reportado. 

Xadie se extrañó al verle nombrado Presi- 
dente del Comité de la Exposición Centro- 
Americana, era un hecho en la mente de todos, 
y lo anómalo hubiera sido lo contrario. 

Sus enemigos le mortificaron por todos cuan- 
tos nidios estuvieron á su alcance : en los mo- 
mentos en que debía recibir el galardón de sus 
esfuerzos, le lanzaron á mortífera y solitaria 

costa como humilde médico de aldea y 

hubo de aceptar, ya que su honorabilidad le 
impidió enriquecerse cuando tuvo facilidades 
para ello. 

*** 

Naturalista laborioso y modesto era el fina- 
do ; en su despacho tiene una magnifica colec- 
ción de insectos primorosamente conservada, 
las especies mas raras allí se encuentran, y la 
entomología del país tiene en ella manantial de 
profundo estudio. Por otro lado, en su jardín 
del Guarda, atesora variadas suertes de raras or- 
quídeas, conseguidas á fuer de ímprobo trabajo; 
muchas de ellas tuvieron el honor de ser pre- 
miadas en la exposición americana. 

Víctima de su cargo, incapaz de transigir 
con lo que al honor se opone, hubo de soste- 
ner violenta discusión con un extranjero que 
pretendía bastardear los términos de un con- 
trato. Su salud algo debilitada, por un ex- 
ceso de trabajo, no pudo resistir la con- 
moción nerviosa del debate y se alteró en ex- 
tremo. 

Pocos días después llamó al Dr. Llerena para 
que le asistiera en su dolencia y se resignó a 
guardar cama. 

Como médico hubo de percibir esas señales 
infalibles precursoras de la muerte, entonces 
llamó á su esposa é hijos, les anunció su pró- 
ximo fin, rezó actos de fe y todos juntos ele- 
varon al Altísimo fervorosas plegarias. 

Murió con la impasibilidad del filósofo, con 
la fe del creyente y con el convencimiento de 
legar á sus hijos por herencia, un nombre 
digno de ser respetado. 

A. Macías del Real. 



138 



/.. / //. I S TRACh >.Y Gl '. I //.!/. //. //■< . / 



Pistas \ % (Buatemala. 

* VAS cuatro preciosas vistas que hoy publi- 

I- cune- en c-t.i Revista afuera de su v;i 
- "^* lor artístico intrínseco, tienen el mérito 
de liar á conocer á nuestro bello país de Gua- 
temala cu toda la esplendidez de su variada 
vegetación. 
S.m Rafael es punto <lc i1.-sc.mi-o para los 

que viajan entre c-ta nueva ciudad de Guate 
mala y la antigua capital del reino. Allí en- 



El pequeflo verjel de San Rafael tiene casca 

das j fuentes cristalinas de agua pura y mur- 
murante. Allí florecen las violeta-, la reseda, 
los nardos y las mosquetes que exhalan perfu- 
mes lascivos. Allí crecen y dan llores los jaz- 
mines 5 las Boripundias, cuyo- jugos causan 
al sentido 5 producen el sueño y hasta 
I olí dicha ' propon i'in.iii el olvido. 

En las mañanas primaverales es de oírse 
aquel bosque encantado. 

I. a- vacas con sus mujidos, los becerrillos 




PKRROCARRIL DEL KORTI 

cuentra el turista un almuerzo suculento, hile 
nos licores, gente amable, como son lo- dueño-, 

v -o', re todo, un aire oxigenado y reparador. 

Se halla aquel rincón del parata 
cinco mil pie- ingleses sobre el nivel del mar. 
I. a vegetación no puede ser más bella Poi 
rato- se olvida uno de que vive en la América 
intertropical j se tiene la ilusión «le estai en la 
zona templada, en donde crecen loa encinos, 
arboles misteriosos para los druidas, que en la 
soledad del bosque cantan \ dan notas que el 

alma recoje llena de fervor. 



11 RIO MOTAGI \ 

aprisionados con ->¡- reclamos á la madre au 
senté, los pajarillos qu« se esponjan y trinan 
ante la aurora, el lejano murmullo de la vida 
universal, oculta i la vista más armoniosa al 
oído, todo ello enloquece al alma v leda tem- 
blores de dicha inefable. 

allí poi algunos días, 
aprovecharlos bien, haciendo excursio- 
nes ]»'i las regiones cercanas. 

Ya - naje puede escu 

driflai la montaña, bajar al fondo de los ha- 
la- alturas, \ cuando menos lo 



LA IL US TRA CION G UA TEMA L TECA 



139 



espere encontrarse con panoramas magníficos, 
con llanuras que se pierden de vista, todas cul- 
tivadas por las manos de los indios, los dueños 
de aquellas tierras, en donde crecen y dan flo- 
res y frutos el maíz, las pomarosas, los albér- 
chigos, las manzanillas, los duraznos priscos y 
los melocotoneros. 

También allí crecen los trigales y dan jugo 
dulce las uvas, por manera que antes que pai- 
saje americano aquello parece una zona de la 
Normandía, del bsllo y querido país de Francia. 



las lianas y de cuyas ramas penden los nidos 
de las oropéndolas, las chorchas y los chiltotes. 
En medio de aquella vegetación en delirio vi- 
ven los ximios, las serpientes, las dantas, los 
marsupiales. Allí están los insectos en todo 
el poder de su fuerza destructora, y en la at- 
mósfera perfumada de aquella región para- 
disiaca revolotean los colibrís, los pájaro- 
moscas, los himenópteros de formas macabras 
y todo aquel mundo extraño de la fauna ame- 
ricana. 




FERROCARRIL DEL NORTE. — UNA ESTACIÓN DE SEGUNDA CLASE. 



El Motagua es nuestro río sagrado. Tiene 
sus leyendas, y en toda su extensión recorre 
parajes encantados. Desde Gualán, puerto flu- 
vial en la época de la dominación española, 
hasta su desembocadura en el mar Caribe, las 
zonas que recorre son asombrosamente fértiles. 
Allí va no hay encinos ni cipreses. Allí ya no 
se ven ni viñas ni melocotoneros, ni manza- 
nillas, ni fresas. Allí se está en plena vegeta- 
ción tropical. Los arbustos de las zonas altas 
se han convertido en árboles gigantescos, año- 
sos, gruesos, copudos, cuyos troncos enlazan 



Los ríos y los riachuelos arrastran arenas de 
oro ; en el centro de los bosques se encuentran 
yacimientos de carbón de piedra, resto de una 
vegetación de la edad primitiva, que el viejo 
feroz del tiempo ha convertido, de árboles, flo- 
res y ramas en esa substancia negra y rica de 
que la industria humana extrae calor. luí, co- 
lores, azúcar y parfumes. 

Evidentemente, la naturaleza es cosa admi- 
rable, y nuestro bello país de Guatemala uno 
de los más feraces del mundo. 

Ramón A. Sai. a zar. 



■4*' 



A. / //. / 'S /'A'. /< "/< >.Y Gl '. I TEMAI //■:< . / 



5errocarriI bel IXorte. 

» X el presente número comienzan las me 
jores vistas del Ferrocarril del Norte, con 
el objeto de que nuestros lector - del país 
y del exterior se hallen al corriente de la mar- 
cha que sigile 1.1 obra que completará la vía 
interoceánica de Guatemala. Una de la- prin- 
cipales construcciones en esta linea, es el puente 
del Motagna : por él salva la locomotora uno 
de nuestros ríos más cauda;')-,,- ¡ sobre un sis- 



raleza tropical, han -i<Ki descritas poi d Dr, 
Sala/ai en el articulo que hoj publicamos. 

Puerto Barrios comienza á prestar importan- 
t - - rvicios cuéntase allí con una bahía tran- 
quila como un lago : en el muelle pueden ana 
¡s grand - \ apon - a la v< /. como sucedió 
en la semana antepasada. Se ba inaugurado 
tu un edificio de ilos pisos u» hotel conforta 
En Gualán cuenta la linea con espléndi- 
dos talleres, El costo d ■ la vía hasta Zacapa, 
1 tramo de allí al Rancho 




FKRRO< \KK!1. 



Mí II N \ \ I- !" \ |,M 



tema de pilares de hierro rellenos de pi 
cemento, se alza la armazón de acero con una 
extensión de s_i'> pies por i - de ancho, Kl fe- 
ril recorre ya ioi millas de Puerto Ba- 
rrios á Zacapa, j mi Pebrero próximo llegará 
al Rancho de San Angustín, es d «ir. ;i millas 

Del Rancho á Guatemala, poi Pan 
cuyos estudios están hechos, hay sólo <* i millas ¡ 
de modo que en po •< tiempo podrá t, rminar.se 
la vía basta la capital, donde ya está formado 
el empalme con la linea del Sur. para el Puerto 
de [ztapa. I. a- otra- dos vistas, como natu 



costará - de los i uales c-tán paga- 

• i ,230,00o. Pero irril repn -dita 

un valor mucho másconsid rabie actualmente, 
por el al/a de lo- cambios. El 22 del mes an 
1 ii"i rué la inauguración de la línea de Za- 
Pu ii" Barrios, asistiendo gran número 
-■•na- invita. la- ofii i.ii ,, particularmente 
por el Jefe del listado. El General Reina Ha 
nio- 1 ndrá 1 "ni" gob tu. inte la gloria de esta 
empí -a. \ con su nombre, aunque en estera 
más modesta, la posteridad citará otros, entre 
dio- los de clon Feliciano García, Superinten- 
dente General, j Mr. Silvanus Miller, cons 
truc ti 



LA ILUSTRACIÓN GUATEMALTECA 



'4i 



£1 2)r. Hafctd Sobos pinto. 

I','*, 1 ' tardará mucho sin que el liberalismo ra- 
-" dical escriba la galería de sus hombres y 

. • de jóvenes beneméritos. Por ahora, que 
corran en el gran mundo en medio de los aplau- 
sos que les conceden los ilusos y sabios á la 
violeta, los nombres consagrados por la tradi- 
ción ignara, junto con los de aquellos que á 
fuerza de audacia vergonzante han traspasado 
los pórticos del tem- 
plo. 

Un grupo de cul- 
tivadores de ese cla- 
sicismo atónico, de 
párrafos invariable- 
mente cadavéricos, 
sacerdotes legíti- 
mos del dogma de 
la infalibilidad, y 
cuyas obras care- 
cen de todo sentido 
ante la ciencia, ante 
el arte y el pensa- 
miento, están; allí 
aferrados en sus 
puestos. En su re- 
dedor la algazara 
confusa de tales, 
que escriben el cas- 
tellano en todas las 
lenguas, de cuales 
que nunca lograron 
ganar ningún curso 
serio en las aulas y 
de la mayoría que, 

desprovista de toda base sólida, en cuenta el 
juicio, cree haber encontrado el secreto del es- 
critor y del literato en la simple lectura de una 
docena de novelas fin de siécle. 

Estas son las celebridades que pretenden do- 
minar el campo con fenomenal tupé. 

A la legión de los ignorados y de los silen- 
ciosos pertenecía mi amigo el joven Rafael Lo- 
bos Pinto, á cuyo sólo nombre el alma toma 
una actitud fervorosa, porque va ligado con la 
entereza, el valor cívico, la patria, los ideales 
nobles, la humanidad, y porque su elocuencia 
de orador y escritor contenía en supremo grado 




DR. RAFAEL LOBOS PINTO 



todos estos sentimientos, amores y principios. 
Su talento, sus facultades, sus luces ; todo lo 
empleó, por su mayor parte, en el servicio de 
las ideas liberales, en la regeneración del pue- 
blo, en las libertades públicas, en el triunfo de 
al justicia y en expurgar inquebrantablemente 
en las prácticas democráticas. 

Era todavía un niño, y ya se levantaba in- 
dignado contra la iniquidad, contra cuanto 
oprime y rebaja la alteza del hombre con sus 
derechos y con sus fueros. 

No vivía satisfe- 
cho de sus alcances 
y aptitudes litera- 
rias, arrinconado 
por allí llenando 
cuartillas con cuen- 
tos é historietas de 
amor : la visión de 
la patria necesitada 
de justicia era de- 
masiado imponente 
para dejarle espacio 
á la poesía de la 
vida ; y luego que 
em ]ieñándose en su 
pro él entendía es- 
tar en el centro de 
sus afectos y de sus 
ideales. 

Sus a lea nce s \ 
aptitudes literarias 
se resolvieron en 
aquellos peí i. dos 
heroicos que cons- 
tituyen sus escritos 
y en aquellas ora- 
ciones vehementes que arrancaban aplausos 
calurosos á los espectadores. 

Fué fundador del periódico El Partido Libe- 
ral, batallador y de propaganda : y bien sabida 
es la fuerza que alcanzó en la opinión, como 
que tiene entre sus privilegios el de haber ven 
cido c 11 todo terreno á sus numerosos adveí 
sarios. 

Jóvenes que asi obran, cumplen con su de 
ber como grandes y como dignos ¡ se tienen 

conquistadas las coronas que la posteridad JUS 

ticiera dedica ;i los patriotas esclarecidos. En- 
cerrarse dentro del gabinete para cultivarlas 



M- 



/../ fLUSTRACION GUATEMALTECA 



teorías abstractas ó embeberse en los estudios 
literarios mu oír en estos éxtasis los ;e,tito- del 
pueblo que no puede ya con tanta pesadumbre 
como acumulan los poderes conjurados, era 
para Lobos Pinto un crimen inaudito. 

Cada cual debe de hacer -.tvii -ih pol 
en el bien de las libertades ; porque si n 
tregamos como ofi io único .il becerro de oro, 
al aumento ó factura de un capital, á explota] 
la agricultura ó la industria ó á las bel! 
la literatura, cu. nulo volvamos la vista los cii 
culos de hierro da todos los d ispotisraos redu 
cirán nuestras actividades de hombres, y -i so- 
mos ricos, seremos lacayos de lujosa tibí 
la república ciudadana, y -i pobres, nuestra 
suerte será la de ilotas miserables. 

Tal pensaba nuestro amigo, y por eso le vi- 
mos siempre en la brecha disputándose con los 
enemigos el • ampo de la pati ia, la cual cía su 
asi como mi amor predominante. 

Encariñado con el bien, con la inocencia, 
con la entereza, con las virtudes todas de la 
vida privada y di la pública, era su defensí i 

¡pindó y no entendía esa diplomacia bo- 
chornosa que aconseja sonreír amablemente y 
aprontar la mano al reprobo, al perjuro, al que 
no- vende Ó no- traii iona. porque e-a conducta 

barre COU el -cutido moral ds las so, i,,'; 

anuncia al delincuente qui sus actos crimino- 
bsn muy bi;n d;ntro de la normalidad 
da lo- actos ordinarios de los hombres. 

Yo le OÍ protestar altivo y valiente contra el 
mal. como le OÍ admirado en la tribuna del 

pueblo abogando constantemente por 
vado y generoso. 

ribo únicamente rasgos generales ; pero 

aun asi y sin que trate de identificar talentos 
ni capacidades, ¡qué parecido tan notable ni 
CUentrO en las valentía- de e-tilo entre Juan de 

Dio- I'rib - rito colombiano Rata 1 

Spinola y Rafael Lobos Tinto' Los escritos de 
batalla del segundo y lo- de lo- otro- dos 

do cpie una misma musa la musa del 
liberalismo literario y político les ha acudido 

en la- génesis de sus brillante- obl 

Frase atrevida, calor patriótico intenso, lla- 
marada- abrasadoras de amor humano ; la na- 
turaleza \ la CÍ 11' ia experimental , oino filoso 

mo retórii i j i orno música , todi 
á lo- tre- en (rimurti espléndida. 



El partido liberal sufre pesadumbre inmensa 
con la muerte de nuestro querido amigo Lobo¡ 
arrebatado á la patria cuando corrían para él 
iba- ile gloria; porque cía joven, porqui era 
bueno, porque era hombre d bien, porque ha- 
cía apenas ti -un-- \ medio que era médico 
facultativo, y porque de la- preseas de su inte- 
¡a \ d.- su caráctei todo- esperábamos 
mucho para Guatemala j Centro- América toda. 

Elíseo J. Díaz, el improvisado! d oraciones 

ardiente- en pro de la demoi racia, xa no tendrá 
á su amigo I. obo- en los meetiugs populares 

y en los club- donde -e ventilan ¡os intereses 
del liberalismo ; p.ro asi el como todo- tendre- 
mos SUS ejemplos, su- virtudes y sus mereci- 
mientos que no- servirán de aliento y de pro- 
pulsora fuerza en la- porfías mu.- debemos sos- 
tener i ii favoi d • im -ii. i- id< as. 

I. a í, erni iosa dio en tiei ra con nuestro 

amigo I. obo- en la villa de Jutiapa. y el Iy de 

noviembre es fecha fatal para el calendario del 

Rafael Lobos Pinto! mi grande y cariñoso 
amigo, de-de mi riiurui oscuro y solitario yo 

te protesto mi admiración profunda, junto con 

lo- - ■ntimicnlo- de mi alma. 

Espera que la falsa moneda de los hombres 

aminore en SU circula, ion, 
para que circule la tuya brillante, pura y 
magnifica, porque tiene su fábrica en tu 
talento, en tu corazón de oro y en tus virtudes 

insigo 

1 iiimim .11 Morales. 

006600660000 

El Profesor Chanut, de la Sociedad Ameri- 
cana de Ingenieros, ha efectuado en Miller, 
Indiana, á pie- una comisión nom- 

brada por el ( tobierno, vario- experimentos con 
aparatos \' de su tnvi ni ion, i on los 

promete resolveí d una vez para 
-i itnpre el problema de la navegai ion aérea. 

Mr. Chanut ha construido varios modelos ; 

uno de ello ó á una altura de quince 

•mío cu di: atraria al viento, 

con auxilio de un espacio de 

cerca de sesenta y cinco metí 

El 1 itado prol , i,.,, ,., sus mo tores 

dirigibles, que puedan condu- 
n cualquiera din i - ion 



í > 




LA ILUSTRACh W (,(". \ TEMAL TECA 



143 



2lycr y fjoy. 



Reiliastes en mi mente cuando niño 
Porque tu eras de mi bella adoración 

V creyendo, dichoso, en tu cariño 
Palpitaba feliz mi corazón. 

Sí ! porque eras el ángel de mi vida, 
Oue risueño encantabas mi existir, 

V yo sintiendo esa ilusión querida 
Por tí gozoso ine sentí vivir. 

V fuiste ideal del pensamiento mío 
Que entonces con el alma acaricié, 

V por eso en mi ar dente desvarío, 
Tu eras mi vida, mi ilusión, mi fé. 

Entonces yo pensaba que algún día, 
Ajeno á las zozobras y al temor, 
Podría unir tu suerte con la mía 

V amarte siempre con inmenso amor. 

V por eso afanoso yo luchaba, 
Creyendo curto tu cariño á mí, 

V un porvenir hrillante ambicionaba 
Para ofrecerlo para siempre á tí. 

Mas un día, pensando en mi pobreza, 
Tú olvidaste mi férvida pasión, 

V entonces comprendí que la terneza 
lira ajena á tú joven corazón. 

Kntonces sufrí tanto! el desengaño 
Me hacía del amor desesperar, 

V ese veneno con terrible daño, 
Hizo que al fin no te pudiere amar ! 

V así te dije adiós, con la tristeza 

Que entonces vino á acompañar mi ser ; 
Te dije adiós con la íntima terneza 
Con que te amaba el corazón ayer. 

V acabaron mis sueños : la ventura 
Que en tí soñaba para siempre huyó ; 
En mi primer amor sentí amargura, 

V así hasta pude el olvidarte yo. 

Mientras, tu caminabas sonriente, 
Llena de dichas, sin pensar, veloz; 
Mas después me dijeron que en tu mente 
Ya se albergaba un desengaño atroz. 

Hoy el tiempo ha pasado, y el destino, 
Ha querido enfrentarnos á los dos ; 
Mas prosigo como antes mi camino 
Ya que de entonces te dijera adiós, 

V has vuelto ¡ pero es tarde, se lia apagado 
La ilicha encantadora del ayer, 

V el ciclo esplendoroso se ha nublado, 

V la esperanza no podrá volver! 



Es larde cuando vuelve tu mirada. 
Radiante de ternura y de ilusión, 
Porque encuentra la mía ya apagada 

Y desierta la fé del corazón. 

Y no puedo luchar, opuestos los caminos 
l\n dirección contraria han de seguir, 
Están muy lejos nuestros dos destinos 
Que yo anhelaba para siempre unir. 

Y si creí en tan encantado anhelo, 
Fué que soñé en la hermosa idealidad. 
Sin comprender que está lejano el 1 
Para alcanzar lo que es felicidad. 

Mas sé feliz, que el cielo te sonría 
Bn un mundo de dichas y de amor, 

Y viviendo entre sueños y alegría 
Jamás se acerque junto á tí el dolor. 

Adiós, en fin, primera en mis amores 
Sabes lo mucho que pensé yo en tí ; 
Pero vino la suerte, y sus rigores 
Han apagado lo que ayer sentí. 

Y olvídame, mujer, que ya 110 espero 
Nada del mundo en que soñó mi ser ; 

Y aunque venga el recuerdo, ya no quiero, 
Xi recordar lo que sentía ayer. 

Mario 
GUATEMALA, Noviembre de 1S96. 

¿ Qué os amar? 



Amar, mi niña es tener 
Yida llena de ilusiones, 
Delirios mil y pasiones 
En el corazón poner; 
El alma templo volver 
Y en ese templo elevar 
Eterno y sublime altar 
A la ilusión más querida 
Yol ver un cielo la vida, 
ESO mi niña, es amar. 

fZaba uno con su arto. 



Es imposible no puedo 

en tal cofre componer; 

mas no me doy por vencido, 
venga la ropa otra ve/ : 

una pieza, otra, 
una, dos, ¿ llenó con lies } 
¡ maldito sea ! para esto 
venga Juego una mujer; 
pues que estas son ].is maestras 

«■11 el arte del doblez. 

j. Vasconcelos. 



'4 + 



/../ ILUSTRACIÓN GUATEMALTECA 



Hesumcn Quincenal. 

I. a construcción de un tramo más del ferrocarril na- 
cional, que lia ile unir el Atlántico y el Pacífi 
puede ser asunto que deje de preocupar profunda- 
mente la atención pública. 

Va no vivimos los años de lo> patriarcas bíblicos, yo 
no tenemos las fuerzas de los constructores de egipi ias 
pirámides, ya n<> gozamos de la correcta belleza de los 
griegos, pero en cambio por ingeniosos mecanismos 
realizamos en un año lo que ellos necesitaban una dé- 
cada ; por medio «le la dinamita, se ejecutan hazañas 

superiores á la de Hércules, y gracias á la imprenta. 
damos al ser. goces intelectuales trasmisibles, que ha- 
cen olvidar si el ángulo facial le falta algo para llegar 

á str recto. 

* 
* * 

Continúan los exámenes y con ellos las discusiones 
que engendran la diversidad de criterios acerca de la 
conveniencia de ser benévolos 6 rígidos los jueces: en 
tanto que los alumnos sacrifícadores de todo ante la 
ciencia, optan por el rigorismo, para que de esc modo, 
bailar compensación á sus esfuerzos, los otros opinan 
por una tolerancia extrema para conseguir salvar el 
curso. 

Alguien, no se sabe quién, lanzó el calificativo dé* 
•'fósil" sobre un tribunal de la Usencia de Medicina. 
Una bomba de dinamita no hubiera herido más á los 
respetables Esculapios. Calificar de ese modo á cate- 
dráticos que tendrán todos los defectos acbacables por 
la malicia de un "calabaceado," pero que felizmente 
para ellos gozan de la juventud, ha sido ligereza pro- 
batoria de la nulidad del acusador. 



Campaña laudable se ha iniciado en la prensa á fa- 
vor del mejoramiento de la raza indígena. Todas las 
opiniones están conformes en el fondo del asumo. No 
hay quien desconozca los peligros acarreados por la 
heterogeneidad de ¡as distintas sociedades cuando no 
hay perspectivas de rápidas fusiones. Pero de otro 
lucha es difícil : educar á seres de una inteli- 
gencia rudimentaria, refractarios por naturaleza á lo 
que nosotros con razón ó sin ella, llamamos pro 
(lela civilización, asimilarlos á nuestras costumbres, 
haciéndolos partícipes de ignorados goces, detrás de 
los cuales también aparecen dolores que no siempre 
disimulamos; imponer beneficios á quien no ios de- 
manda por no creerlos tales, es problema DO todavía 
resuelto por el sinnúmero de datos que necesita sola- 
mente para plantearse, dentro de los límites de la filo- 
solía natural. 

* 
* # 

El Presidente del Comité de la Exposición Centro- 
Americana I)r. Gustavo E. (Inzuían, ha muerto. 

l'or separado publicamos su biografía cuya exten- 
sión le hace salir de los limites de una crónica. 

Reciba su distinguida familia, el testimonio .le nues- 
tro sincero dolor. 



Notas tristes han ocupad., las páginas que se dedi- 
can á las notas ciclistas; el adiós cariñoso dado al 
amigo que se mariha para siempre á recorrerlas re- 
giones del infinito con máxima velocidad, ha sustitui- 
do á las bellas descripciones que auna del más ele- 
gante y útil de los "sport" publicamos quincenal- 
mente. 

La belleza del grabado del futuro número li 
pensará de la necesaria y caritativa demora. 

# 

* * 

Numeroso público acude á las corridas de i 
presenciar las suertes del espada Caballero y los es- 
- que hacen las " fieras" para neutralizarlas. 

Dicen los inteligentes que la concurrencia peca fie 
benevolente. .Más vale así, pues eso es signo de cultura. 

— En el Circo Treviño, la lucha del hombre Hércu- 
les y los mil pesos que ofrece al que lo venza, es la 

nota arráyente, 
En estos momentos en que hasta los banqui n 

san sus apurillos. el modo de obtener mil pesos no 
puede ser indiferente. 

—En el Teatro el Señor Manjón .lió unos bellos 
conciertos los cuales fueron escuchados con agrado, 
por parte del público. 

* * 

Solemne función religiosa se ha celebrado en la Igle- 
sia de Santa Catarina, con motivo de ser el santo de 
su titular. 

Con atención o irnos el erudito sermón predicado por 
el Poro. Salvador Arzú y Roma, cu él hizo la biografía 
de la Santa, señalando con vivos colores el momento 
en que Santa Catarina consiguió vencer v convencer á 
los filósofos «le bando opuesto en aquella singular con- 
ferencia del templo Alejandrino. 

— En la catedral todos las tardes se celebran ejerci- 
cios religiosos en honor al Patriarca de San José. 

I.a escasa luz que alumbra el edificio, el texto de la 

meditación y el estilo de las pláticas del Pbro. Rubio 
Pilona, da un especial carácter de misticismo extremo 
á esas prácticas, quizas mucho más fitils que otros 
géneros de fiestas en las (pie falta el verdadero recogi- 
miento para elevar el alma á Dios. 

« 

* # 

Difícil esla situación económica porque atravesamos, 
I. os bancos si- niegan á hacer descuentos y á prolon- 
gar los plazos, por la proximidad del balance. 

Aun no ha llegado la plata acuñada que con tanta 

impaciencia si- espi 

I ios ]. untos más han subido los gii..s, tu momentos 
que se suponía aconteciera lo Contl 

El inicies del diueto se ha elevado. Se hall conve- 
"i' 1 " hip.ii lincas rústicas, bien garantiza- 

das al doa por ciento mensual. A tanto obliga la ne- 
cesidad de p.igai sabatinas planillas. 

I.as Cotizaciones .pie figuran en la tabla, no son las 
más de las veces, el trasunto de las operaciones reali- 
I á cambio de numerario, sino por saldos de deu- 
das, ,', fonna de pago ]».r adquisición de propiedad. 
A. Malí \s mi. Ki;ai.. 



K 



I 
o 




LA ILUSTRACIÓN GUATEMALTECA 

REMISTR BURSÁTIL 



BANCOS 

Internacional 1,000 

Guatemala 1,50 1 

Americano 1,000 

Agrícola Hipotecario 2,000 

Occidente 15,000 

Colombiano 

COMPAÑÍAS 

Muelle de San José 6,000 

" " Champerico ' 6,000 

Canteras Centro-Americana 260 

Palo de Tinte 450 

Agencias 5.000 

Agencia Marítima Nacional 2,200 

Nueva Industria 134 

Construcciones, Administrador 1,000 

" La Urbana 1,000 

" Nacional 600 

VALORES DEL GOBIERNO ,'' , ' l 

— — ' 

Bonos de los tres millones $2,83 

Deuda flotante 1.- 

Bonos del Ferrocarril del Norte i,r 

Exposición 1,450,000 

Acatan 775. uoo 



1 LPI1 AI. 
POR ACCIÓN 


■ 

POR ACCIÓN 




$1.400 


1 I 


600 


1,000 


600 


4,000 


2.000 




100 


1,000 


1,000 



VENTA 

ANTKKIOK 



I.70O 
9IO 

3.100 

195 

1.550 



VENTA 

ÚLTIMA 



$5.220 

1,700 

910 

3,090 

190 

1,560 



$ 100 

100 

1000 
1,000 

100 
100 

1,000 
1,000 

1 ,000 
1,000 



% 87 

33 
970 

400 

1,-, 
95 

250 
300 
350 



í 190 
zoo 

960 

400 

80 

110 

300 
410 

350 



$ 190 

200 
960 
4OO 
80 

ItO 

1,700 

300 

400 

350 



DEUDA 
VMl IB flZADA 



■ 



¡I] , ■ 



I 



VENTA 
ANTF.líloK 


VENTA 

n.riMA 


$89 
lOÓ 


$88 
106 



43 

89 
96 



GIROS 



Londres 

París 

Hamlnirgo 

Kspaña 

Milán y Genova,. 

El Salvador 

Nueva York 

San Francisco ... 
México 
Panamá 



CORREO ANTERIOR 



90 DÍAS 



I16.OO 

115.50 
IIO.OO 

B8.00 
108.00 



118.00 
113.00 



3-00 
126.00 
126.00 
22.00 



CORREO ÚLTIMO 

90 DÍAS \ Vis! \ 



11S.00 
II7.00 
112.00 

88.00 



115.00 



3.00 

O 
128.00 
22.00 



VALOR DEL ORO 
MONEDA 1 \ 1 RANJ1 RA MONI DA N H 



Libras 1 



Águilas. 

Marcos [Pit xas tic 20) . 



$13.00 
9.00 
3600 
23.50 
11.50 



Un peso plata tu D 

•iiu s la ■ 



Nota. Las col ízaciones arriba expuestas son el promedio de las habidas en la quincena. 



LA ILUSTRACIÓN GUATEMALTECA 



La Ilustración Guatemalteca 



REVISTA QUINCENAL 



Se publica el i" y 15 de cada mes, contiene selecta literatura por eminentes 
autores nacionales y gran variedad de fotograbados. 

CONDICIONES: PHCO ADELHNTKDO 

En la República, seis meses 55.00 

Kxterior .... ^ OQ 

Cuatro reales (50 centavos) ejemplar: se reciben suscripciones en la papelería de 

SIGUERE, GUIROLA & CÍA. 

EDITORES. 







■1. ''- -^ '"'H.I', 



UATEMAU 



'^VPORJADORtS 



6,900 VARAS CUADRADAS! 

Se vende un lote de terreno de 
6,900 varas cuadradas situado en la 
esquina de la Calle del Inci( 
la Avenida Elena ; continuación 
de la gran avenida del proyi 1 
Barrio Cervantes. Precio y condi- 
ciones muy favorables. 

SÍGUERE. GUIROLA & CÍA. 



Literatura Nacional Se Compra 



En la Librería de J. M. Lardizábal y Cía., 

se encuentran 

" Alma Enferma ** y " El Tiempo Viejo." 

Memorias de mi Juventud obras del Doctor 

don Ramón A. Salazar. 



Dr. Salvador Ortega 

OE LAS FACULTADES OE PARÍS Y GUATEMALA, 

Ofrece sus servicios al público, especialmente en lo 

que se refiere a enfermedades del oído, de la garganta, 
de la laringe y de las fosas nasales y sus anexos. 

Consulta todos los días de 1 á 4 p. m. 
Dirección: 1 1 Calle Oriente, No. 40. 



EL PRIMER NUMERO DE 



"LA ILUSTRACIÓN GUATEMALTECA" 

Síguere. Guirola & Cía. 

1897 
Tarjetas de Felicitación 

Acabamos de recibir un escojido surtido 
de Tarjetas de Felicitación para 

AÑO NUEVO 

Síguere. Guirola & Cía. 



LA ILUSTRACIÓN GUATEMALTECA 



Canteras Centro-Americana, 

Estando lista la maquinaria de aserrar Mármol, 
ofrecemos al público planchas de diferentes 
tamaños y gruesos del famoso mármol blanco 
y de colores, de las 

Canteras de San José Buena Vista. 

Estamos también en disposición de atender cual- 
quier pedido de Cal blanca y negra de clase 
superior. 

+ PRECIOS SIN COMPETENCIA + 



Guatemala, 
9a. Ave. Sur No. 18. 



JUAN PIERRI, 

Gerente. 



Oficina de Compra y Venta de 

— DE — 

JULIO ENDELMAN 

15 — CALLE REAL — 15 



Gran Repertorio de Música 



Tiene constantemente un surtido com- 
pleto de finísimas joyas de 
última novedad. 



■a- de h<- 



Teléfono No. 1328. 



GUATEMALA, C. A. 



Axel C. F. Holm. 



a 



LA PRINCESA 



*> 



Nueva Música 



Nueva Música 



Joyería y Relojería^* 
LEOP OLDO S TE1N 

PORTAL DEL COMERCIO - GUATEMALA, C. A. 



Gran "Variadad en Joyería Fina. 
Taller de Joyería y Relojería. 

Monogramas Esmaltados en todos colores 

VALIOSOS REGALOS PARA BODAS. 
CENTRAL AMERICAN TRADE 



Surtido completo de artículos para Señoras y Caballeros. 

Recibe novedades por todos los "Vapores. 

En PERFUMERÍA y objetos para REGALOS, tiene un 

variado surtido, DE LO MEJOR, todo fabricado 

especialmente para esta casa. 

BAJOS DEL HOTEL. UNION 

GURTeWHLK, C. 7*. 



RAFAEL MONTUFAR 

Abogado y Notario. 

10a. Calle Poniente No. 5. Contiguo al Banco Internacional. 

Teléfono No. 441. 

Dirección Cablegráfica: 

ABC Code " MONTUFAR " GUATEMALA 



4a. A. N. No. 3. 



Teléfono No. 629. 



"La Ilustración Guatemalteca" 

AN ILLUSTRATED FORTNIGHTLY REVIEW 



CIRCULATION 2.000 COPIES 



The test médium for advertising and reaching im- 
portéis of the five Central American Republics. 

For Information as to space and rates address the 
publishers. 

SÍGUERE, GUIROLA & CÍA. 

Guatemala, G. A. 



Juan F. Rodríguez C. 

Abogado y Notario. 

ESPAÑOL. FRANCÉS. INOI.KS. 

Horas de Consulta : 12 m. á 4 p. m. 

MANUEL VALLE 

Abogado y Notario 
8a. Ave. Norte No. 0. Guatemala, C. A. 



LA ILUSTRACIÓN GUATEMALTECA 



Industria Nacional 

LIBROS DE PLANILLAS Y LIBRETOS PARA MOZOS. «. 

Papelería de Síguere, Guirola & Cía. 



Panela 



Compra por 

Ma,, 



La Bolsa 



GRAN AGENCIA DE NEGOCIOS. 

Saravia Hkrmanos. 



En la Bolsa: 6 Avenida Sur No. 14. 

Apartado No. 161. 6a. Avenida Sur No. 14. Teléfono No. 626. 







BANCO DE GUATEMALA 



ESTABLECIDO JULIO 15 DE I895 



Capital Autorizado $10,000,000.00 

Capital Suscrito 2,500,000.00 

Capital Pagado 1,500,000.00 

Fondo de Reserva 972,000.00 

Fondo para Dividendos 15,000.00 



HOTEL CONTINENTAL 

Excelentes Habitaciones 

Comidas Francesn é Italiana. 

Oran Cantina y Billarea. 



DE TODAS 

CLASES 



DIRECCIÓN : 

E\Rli|liE RIIITIB, IBOLW RAIL, rT.lM'lSM CAIACB8, 

FAIIKK'IO I ■RIIK, «TOCTO l'AKKSRA, RMIO (¡III BAI D, 
CARLOS GALLUSSER. Gerente. 



103. Calle Órlenle No. 8. 



GUATEMALA. C. A. 



Retratos 

PRECIOS Y TAMAÑOS 

Por 1 1 notable artista a. p, en ir» acre- 

ditada 

"EL SIGLO XX." 

9a. Calle Orienta Ni 

" Guatemala Photo -Engraving Co.' 

Taller completo de Fotograbados 

No« ciicarcnmosde hm n y tOQUU fotogTafitt, 

Síguere, Guirola & Cia.